Caster Concepts Facebook Tracking Ruedas para Rodaja de Alta Calidad | Caster Concepts Caster Concepts Top

Listo para su acercamiento: La Fundición de Poliuretano Asegura Resultados de Ruedas para Rodaja de Alta Calidad

November 25, 2014 Escrito Por: Tim Weber

Caster Concepts 71 Series

En el negocio del cine, el término “casting” se refiere a la selección de los talentosos actores quienes, presuntamente, determinarán si el filme terminado será un éxito en taquilla o sólo fracasará.

En el desarrollo de partes de poliuretano para ruedas de rodaja industriales, “casting” (fundición) también juega un papel importante que puede hacer o deshacer el producto terminado. Es por eso que, en el proceso de fabricación de rodajas de uso pesado, la tarea de la fundición de poliuretano – lo que significa verter poliuretano fundido en moldes – se lleva a cabo con gran cuidado.

¿Que se necesita para asegurar que los componentes de poliuretano en ruedas de rodaja industriales se fabrican con estándares rigurosos? Deben existir tres condiciones antes de que se vierta la primera gota de material:

  1. El molde adecuado para el trabajo – Un molde de acero de alta calidad se crea, en casa, para garantizar que las piezas de poliuretano fundido se forman a las especificaciones requeridas – la primera vez, y todas las veces – de manera que se logre un ajuste perfecto con las ruedas de rodaja de uso pesado.
  2. El clima perfecto – Durante el proceso de fundido, balancear las temperaturas del molde, del inserto de la rodaja industrial y del material es muy importante si se desea lograr un acabado de alta calidad.
  3. Los materiales correctos, con la combinación correcta – Dos componentes líquidos, un isocianato y un curativo, se colocan en tanques de almacenamiento calientes. Se llevan a las temperaturas correctas (aproximadamente 80-120 grados Centígrados), presiones exactas y gravedades específicas correctas, son constantemente monitoreadas y ajustadas para que siempre se encuentren en los radios perfectos para su distribución.

Cuando llega el momento de llenar el molde, el isocianato y el curativo se inyectan por medio de válvulas separadas en la cámara de mezcla y se mezclan a alta velocidad – 4500 revoluciones por minuto (RPM). Esta acción asegura una buena mezcla de los dos líquidos, y también que la reacción química comienza exactamente cuando se está llenando el molde con el poliuretano líquido.

Poly poured into mold

Poly poured into mold at Caster Concepts

Asegurar la perfección en esta etapa requiere de precisión y exactitud, pues existe sólo una pequeña ventana durante la cual se puede verter. El volcado se lleva a cabo manualmente – y con gran cuidado – para que no quede atrapado nada de aire en el material que pueda debilitar el entrecruzado del material. Para acelerar la reacción química, también se puede introducir un catalizador en este momento para asegurar la resistencia adecuada al momento de sacarlo del molde, así como para mejorar las propiedades físicas del material cuando se encuentre completamente curado.

La misma reacción química también crea calor auto-generado, exotérmico que puede alcanzar los 120 a 180 grados en el molde. Entonces se introduce más calor colocando la pieza moldeada y el molde en un horno de procesamiento a temperaturas que varían entre 180-200 grados durante aproximadamente 7-12 minutos. Todo este calentamiento es necesario para conservar la reacción química consistente, y para asegurar la resistencia de la pieza de poliuretano resultante.

Por último, la pieza se retira del horno, se extrae del molde, y se cura por 16 horas antes de que se considere completo el proceso – resultando en una pieza de poliuretano duradera, resistente y confiable par ruedas de rodaja industrial que cumpla con nuestros rigurosos estándares – y los de usted.

Leave a Comment


Submit Comment